Empieza la campaña de tributos locales

Así es, empieza la campaña de tributos locales de este año 2021, y es importante saber qué significa esto y cómo te puede afectar.

Es fundamental conocer por lo que se está pagando, así que a continuación te enseñaremos lo que debes saber sobre dos tributos fundamentales: el IBI y la Tasa de Vados.

¿Qué es el IBI? ¿Me afecta como propietario?

Siempre que compras un piso o una vivienda, entre tanta alegría por el cambio hacia una vida nueva, aparece el tema de los impuestos, y es que el IBI es uno de los tributos locales de carácter obligatorio al que has de hacer frente como propietario. 

Persona calculando los tributos locales con calculadora e informes

El Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) se paga de forma anual a los ayuntamientos y la cuantía a pagar depende directamente del valor del inmueble que tengas en propiedad. Este tributo afecta tanto a casas, pisos, locales como a garajes. En definitiva, a casi cualquier tipo de inmueble.

Características esenciales del IBI

  • Su pago es anual.
  • Es recaudado por los ayuntamientos, ya que es de carácter municipal, y es la mayor fuente de ingresos de estos.
  • El propietario que aparezca como titular del inmueble es el que debe pagar el impuesto.
  • Su cálculo va en función del valor catastral del inmueble, tanto del suelo como de la edificación.
  • Depende también del número de habitantes del municipio en cuestión, a mayor tamaño mayor cuantía.

Es un impuesto que no queda exento de polémica, ya que es un impuesto que se basa en el valor catastral de los inmuebles, y este se revisa cada 10 años, con una clara tendencia alcista, por lo que la cantidad a pagar por el IBI cada vez es más alta.

Ayuntamiento de Valencia en le pago de tributos locales

Inmuebles exentos del IBI

Son pocos los inmuebles que no tienen que pagar dicho impuesto, en comparación con la gran cantidad que sí deben hacerlo, y son estos:

  • Inmuebles propiedad del Estado.
  • Inmuebles que forman parte de las Entidades Locales del municipio.
  • Inmuebles propiedad de las Comunidades Autónomas.
    • Inmuebles cuyo uso esté totalmente destinado al uso social como defensa nacional, educación, etc.
    • Inmuebles pertenecientes a la Iglesia Católica destinados a un fin social.
    • Asociaciones no católicas que estén reconocidas y que tengan acuerdos con el municipio.
    • Edificaciones de la Cruz Roja Española.
    • Edificios usados por gobiernos extranjeros u organismos oficiales.
    • Los espacios declarados como monumentos o espacios de interés cultural/social.

Tampoco por carreteras, caminos y demás, ya que son de dominio e interés público.

Tributos locales imagen de la Sagrada Familia

¿Qué es la tasa de Vados? ¿Quién debe pagarla?

Todos sabemos lo que son los vados, es más, muchos de vosotros relacionaréis la palabra vado con prohibido aparcar… Pero hay mucho más detrás de uno de estos tributos locales.

La tasa de vados es de carácter municipal, es decir, que se paga al ayuntamiento correspondiente. Al ser tasa municipal, y no impuesto, va relacionada con la prestación de un servicio, en este caso con la reserva de un espacio público.

La tasa de vados, o tasa por la “entrada y salida de vehículos”, se paga para poder utilizar un espacio público de forma privativa o particular. Ejemplos de esto puede ser esa particular línea amarilla que se pinta en las aceras en las entradas de los garajes o bien zonas de aparcamiento exclusivo o carga y descarga.

Es de obligado pago para la persona física o jurídica que resulte beneficiada del servicio, considerándose así como contribuyente de dicha tasa municipal. Aquí puedes encontrar información sobre dicha tasa en Valencia, sobre la que informa el propio ayuntamiento.

Vado carga y descarga

¿Cómo se regula la tasa?

El ayuntamiento debe regular en una ordenanza fiscal los requisitos y tarifas que se aplican en cada caso. También puede regular bonificaciones, si lo considera oportuno, para determinadas situaciones.

La cuota a pagar suele ser distinta en función del municipio, y normalmente suele depender el importe a pagar de la categoría de la vía, número de plazas de aparcamiento, número de vehículos o metros lineales de la zona reservada de vía pública.

Las zonas de vado se deben marcar con placas para avisar de que el espacio reservado debe respetarse, avisando también en el caso de que sea durante determinadas horas al día esta prohibición. El pago de la tasa permite que la policía local pueda desalojar un vehículo que haya ocupado el espacio sin autorización.

 

Desde Pérez administradores te asesoramos y ayudamos en cuanto al pago de impuesto de carácter local o estatal, especialmente de aquellos que tengan relación directa con los inmuebles.

Informe de Evaluación del Edificio de la Comunidad Valenciana

El informe de Evaluación del Edificio de la Comunidad Valenciana es un informe técnico que recoge la información del edificio y su estado de conservación, adecuación efectiva en su accesibilidad y el nivel de eficiencia energética.

Este certificado nos ayuda a conocer el estado de nuestro edificio, pero, ¿en qué casos debo realizarlo?

  • En edificios de más de 50 años, con una frecuencia de 10 años.
  • Edificios cuyos titulares deseen pedir una subvención o ayuda a la hora de rehabilitar el edificio.
  • En aquellos edificio en los que la normativa así lo especifique.

Evaluación edificio Valencia

Conceptos a conocer

Es vital estar al tanto de la normativa actual, por eso es necesario conocer determinados conceptos y su significado práctico, sin adornos.

Durante los últimos años han aparecido informes de obligado cumplimiento, que vienen determinados tanto por la normativa estatal, autonómica y la municipal, y que buscan la correcta regulación del mantenimiento de los edificios, mejoras energéticas y su accesibilidad. Y para ello tenemos:

  • IEE:  Informe de evaluación de edificios (ámbito nacional).
  • IEE.CV: Es el modelo actualizado que ha implantado la Comunidad Valenciana como referencia en el tema de las inspecciones de edificios. Permite cumplir las obligaciones de la ITE y acceder a la solicitud de subvenciones.

Ayudas y Subvenciones

Es fundamental a la hora de rehabilitar tu edificio, ya que forma parte de la documentación necesaria para la tramitación de ayudas públicas a la rehabilitación. El propietario o la comunidad de propietarios deben realizar el IEE con un profesional competente y presentar el informe para pedir la ayuda o subvención.

Bote con monedas derramadas

¿Y lo mejor? Es que también existen ayudas para la realización del informe, el sector público puede otorgar una ayuda mínima de 20€ por vivienda y una máxima de 20€ por cada 100 m2 de local. Eso sí, en ningún caso podría superar los 500€ ni el 50% de la cuantía total del informe del edificio.

¿Quién me puede hacer un IEE.CV o ICE?

El redactor del informe debe ser un profesional competente en materia de edificación de residencias según lo dispuesto en la Ley 38/99, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación.

Tanto arquitectos como aparejadores cualificados y colegiados están autorizados a hacerlo con la mayor de las garantías.

En Pérez Administradores contamos con especialistas certificados para realizar el informe con las máximas garantías.

¿Cuánto me va a costar?

A estas alturas esta pregunta seguirá rondándote en la cabeza, y es normal ya que el coste del IEE.CV varía en función del tamaño del edificio y el número de viviendas y locales existentes.

Si quieres saber cuánto te costaría en tu edificio, no dudes en contactar con nosotros, contamos con una amplia experiencia y garantizamos el mejor servicio a un precio muy asequible.

Persona haciendo cuentas con calculadora para el informe de evaluación

¿Beneficios reales de realizarlo?

  • Es de vital importancia pasar y estar al día con las pertinentes inspecciones, ya que esto contribuye a observar posibles lesiones estructurales o deterioros que pueden derivar en desastres mayores.
  • Una detección precoz de un daño estructural puede ahorrarte una buena cantidad de dinero, así que si no lo haces por tu edificio hazlo por tu bolsillo.
  • Con la inspección se realizan labores de mantenimiento y rehabilitación que te repercuten en un mayor confort y seguridad en la vivienda.
  • Los inmuebles que tienen una ITE en vigor alcanzan un mayor valor en el mercado inmobiliario, ya que esto garantiza la buena conservación del edificio.
  • Además de todo esto, el incumplimiento de la normativa puede derivar en una cuantiosa multa.

Imagen plaza ayuntamiento Valencia

Normativa que regula el IEE.CV

  • Ley 8/2013, de 26 de junio, de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas.
  • Real Decreto 233/2013, de 5 de abril por el que se regula el Plan Estatal de fomento del alquiler de viviendas, la rehabilitación edificatoria, y la regeneración y renovación urbanas.
  • Ley 5/2014, de 25 de julio, de la Generalitat, de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje, de la Comunitat Valenciana.
  • Resolución de 8 de septiembre de 2014, de la Dirección General de Obras Públicas, Proyectos Urbanos y Vivienda, relativa a la implementación en la Comunitat Valenciana del informe de evaluación del edificio a partir del informe de conservación y de la certificación energética del edificio.
  • Resolución de 3 de marzo de 2015, de la Consellería de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, por la que se aprueba el documento reconocido para la calidad en la edificación denominado «Procedimiento para la elaboración del Informe de Evaluación del Edificio. Comunitat Valenciana».

VPO o viviendas protegidas: todo lo que necesitas saber

¿Te has preguntado alguna vez acerca de las VPO o viviendas protegidas? Hoy hemos preparado un documento con todo lo que necesitas saber sobre ellas, ya que, aunque no lo creas, hoy por hoy existen vivienda protegidas para muchos tipos de demandantes, siempre que cumplan los requisitos. Pero no todas son iguales, ni con el mismo precio, requisitos o tipo de protección. En este post te contamos todo lo que debes saber sobre ellas y las funciones que desempeña un administrador de fincas dentro de las mismas.

¿Qué es una VPO?

Las VPO (también conocidas como Viviendas de Protección Oficial) son un tipo de vivienda promovida por la administración pública española, normalmente ofertada a un precio por debajo del de bienes equivalentes en el mercado.

El objetivo de la VPO es favorecer que los ciudadanos con rentas más bajas puedan adquirir o arrendar viviendas dignas y adecuadas a unos precios asequibles a sus posibilidades.

Edificio vpo o viviendas protegidas

Para  considerar una vivienda como protegida, la comunidad autónoma en la que se encuentra verifica que cumple una serie de características sobre dimensiones máximas y precio máximo (de venta o renta), por medio de la “calificación provisional” del Proyecto y posterior “calificación definitiva” de la vivienda terminada.

El precio de la vivienda protegida será, por tanto, inferior a la vivienda libre pero a cambio tendrá una serie de limitaciones: deberán destinarse a vivienda habitual y permanente de familias con ingresos inferiores a una cantidad determinada, teniendo regulado su uso durante todo el tiempo que dure el régimen de protección.

El precio máximo de venta o renta, los ingresos máximos de los compradores/inquilinos, así como otros requisitos adicionales, serán establecidos por las diferentes comunidades autónomas, y dependerán del tipo de protección que tenga la vivienda, del municipio donde se encuentre la misma y de la legislación que haya en vigor en el momento en el que la vivienda obtenga la “calificación provisional”

Foto de una pareja que recibiendo llave de su nueva vivienda

Requisitos para optar a una VPO

Las comunidades autónomas pueden fijar requisitos adicionales para optar a una vivienda protegida, pero con carácter general, los requisitos recogidos en el plan estatal 2013-2016 para poder optar a una vivienda protegida son los siguientes:

Que no nos hayan concedido una vivienda protegida con anterioridad en España, a no ser que demostremos que la que disfrutamos es claramente inadecuada para nuestras circunstancias personales o familiares.

No tener una vivienda libre en propiedad.

– El piso deberá contar con un precio máximo de venta o un alquiler máximo de referencia.

– En cualquier caso, necesitamos estar inscritos en un registro público de demandantes, creado y gestionado por las comunidades autónomas.

– Disponer de unos ingresos familiares mínimos.

No haber obtenido ayudas financieras de planes estatales o autonómicos de vivienda en los diez últimos años.

Agente inmobiliario haciendo entrega de las llaves de un inmueble a una persona

 

Funciones administradores de fincas en una VPO

Una vez obtenido el acceso a una vivienda de este tipo, la comunidad de vecinos funciona como cualquier otra. De igual forma, las funciones del Administrador en una comunidad de propietarios de viviendas de protección oficial son las mismas que las que se ejercen en las comunidades de viviendas libres, y están recogidas en el artículo 20 de la Ley de Protección Horizontal.

Allí se indica, en seis puntos, los ámbitos de su desempeño. Entre esas funciones podemos mencionar algunas que más se destacan. Una de ellas por ejemplo es la de velar por la administración de la propiedad, así como de sus instalaciones y servicios. Debe de igual manera advertir oportunamente a los propietarios de las condiciones y acciones a tomar para realizar la función anterior. Otra función señalada en la ley indica que el administrador debe actuar como secretario de la Junta y siempre seguir las indicaciones que esta le indique.

Ilustración en la que aparecen tres vecinos hablando desde sus balcones

A grandes rasgos, el Administrador de la Comunidad de Propietarios vela por la estabilidad financiera y la buena condición estructural de la propiedad. Dicho de otra manera, el administrador se encarga de los temas administrativos, contables y fiscales de una propiedad. Todo esto teniendo siempre como norte la meta de mantener la armonía y el equilibrio de intereses de cada propietario para que así reine siempre un clima de sosiego y paz. Si deseas profundizar en las funciones que tiene un administrador de fincas puedes hacerlo aquí

 

Modificación de elementos comunes

Aunque en la Ley de Propiedad Horizontal se especifica cómo debe ser la manera en que debe proceder el presidente de la comunidad de propietarios cuando se necesita realizar la modificación de elementos comunes, aun hay muchas personas con dudas sobre este tema. Pero, ¿cuáles son los bienes comunes de una finca, cómo se pueden modificar y quién debe asumir los gastos por dicha modificación?

Qué es una comunidad de propietarios

Se trata de un grupo de personas que están vinculadas entre sí, debido a que todas ostentan derecho de propiedad sobre los elementos comunes del lugar en que se encuentra su vivienda o local.

Dicha comunidad debe regirse bajo los lineamientos establecidos en la Ley. Deberán regula el mantenimiento de los bienes comunes y la manera en que deben organizarse los copropietarios del edificio para defender sus derechos y hacer frente a sus obligaciones. Esta ley establece que debe existir una junta de vecinos con un presidente, un vicepresidente (existencia facultativa), un administrador y un secretario que será ejercido por el presidente salvo que los estatutos o la comunidad acuerde que se realicen de forma separada. Entre todos ellos se encargarán de promover el desarrollo y mantener en óptimas condiciones la comunidad.

Una de las funciones de presidente de la finca / comunidad es llevar a cabo las reformas o modificaciones de bienes comunes. Todas ellas siempre y cuando que hayan sido aprobadas por la junta de vecinos.

Ilustración de un bloque de pisos con vecinos en las zonas comunes

¿Qué son elementos comunes en una finca?

En una finca o comunidad de vecinos existen dos tipos de bienes, los de propiedad privada y los de propiedad comunitaria.

Los bienes de propiedad privada son los que ostenta el dueño del piso o local y que son para uso y aprovechamiento privado, independiente y exclusivo.

Los bienes de propiedad comunitaria son todos los que están adscritos al uso y aprovechamiento de todas las personas que forman parte de la comunidad. Algunos elementos o bienes comunes son, según el artículo 396 del código civil, todos los necesarios para su adecuado uso y disfrute, tales como:

  • El suelo, vuelo, cimentaciones, cubiertas; elementos estructurales y entre ellos los pilares, vigas, forjados y muros de carga.
  • Las fachadas, con los revestimientos exteriores de terrazas, balcones y ventanas, incluyendo su imagen o configuración, los elementos de cierre que las conforman y sus revestimientos exteriores.
  • El portal, las escaleras, porterías, corredores, pasos, muros, fosos, patios, pozos y los recintos destinados a ascensores, depósitos, contadores, telefonías o a otros servicios o instalaciones comunes, incluso aquellos que fueren de uso privativo.
  • Los ascensores y las instalaciones, conducciones y canalizaciones para el desagüe y para el suministro de agua, gas o electricidad, incluso las de aprovechamiento de energía solar y agua caliente sanitaria, calefacción, aire acondicionado, ventilación o evacuación de humos.
  • Las instalaciones de detección y prevención de incendios.
  • Las instalaciones de portero electrónico y otras de seguridad del edificio, así como las de antenas colectivas y demás instalaciones para los servicios audiovisuales o de telecomunicación, todas ellas hasta la entrada al espacio privativo.
  • Las servidumbres y cualesquiera otros elementos materiales o jurídicos que por su naturaleza o destino resulten indivisibles.


Es importante tener en cuenta que existen bienes de propiedad comunitaria que son de uso privado. Por ejemplo las terrazas de edificios, donde usualmente suelen tener acceso únicamente las personas que viven en el último piso.

Modificación de elementos comunes. Imagen de un conjunto de casas en un pueblo

 

¿Los elementos de propiedad común se pueden modificar?

Sí, estos bienes se pueden modificar con la finalidad de hacer mejoras a la comunidad, sin embargo, esto no puede hacerse de manera arbitraria. Incluso cuando se es el presidente de la comunidad de propietarios, se debe hacer caso a lo que dicta la Ley: celebrar una Junta General de Vecinos en la que se plantea la modificación que se desea realizar al elemento común y esperar que los propietarios decidan a través de sus votos si el proyecto será o no aprobado.

Algunas modificaciones de elementos de propiedad común son:

  • Obras en la fachada que alteren la uniformidad estética del edificio, como por ejemplo colocar un toldo, cambiar una ventana o cerrar una terraza.
  • Instalación de equipos de aire acondicionado, antenas de televisión o ascensores.
  • Modificación de los tejados o ampliación de áticos

    Ilustración en la que aparecen varios personajes alzando la mano para votar

     

¿Cuántos votos se deben obtener para aprobar la modificación de bienes comunes?

Esto dependerá de la magnitud de la modificación que se desea realizar y del tipo de elemento común que sea.

Para suprimir o establecer un servicio común de interés general, como por ejemplo un ascensor o sistema de vigilancia. Se requiere los votos a favor de las tres quintas partes del total de cuotas de participación.

Para realizar obras o servicios que supriman barreras arquitectónicas que representen un obstáculo para personas con discapacidades. Se necesitan la mayoría de los votos con mayoría de cuota de participación del total de cuotas de participación.

Para instalar o adaptar infraestructuras comunes que permitan el acceso a suministros energéticos colectivos, como el gas, o a servicios de telecomunicaciones. Se requieren los votos de la tercera parte de los propietarios y cuotas de participación.

Ilustración en la que una persona deposita su voto en una urna


Cuando se desea desafectar un elemento común, como por ejemplo convertir la vivienda destinada al portero de bien común a privado, para venderlo y obtener dinero que se pueda invertir en reformas y mejoras a la comunidad, se requiere de la unanimidad. Es decir, todos los votos de la junta deben ser a favor, ya que dicha decisión afectará las cuotas de participación de cada propietario.

Es importante destacar, que en todos los casos anteriormente mencionados, los votos están definidos por la cantidad de propietarios a favor y por la cantidad de cuotas que estos representan. En el caso de los propietarios que no asisten a la Junta, se les notifica a través de una circular las decisiones tomadas y la cantidad de votos obtenidos a favor y en contra. En caso de no estar a favor, el propietario tendrá hasta 30 días para realizar su voto en contra. De no contestar a la circular en dicho plazo, su voto se considerará a favor.

 

¿Quiénes pueden solicitar la modificación de un bien de propiedad común?

Una de las Funciones de presidente de la finca o comunidad es comunicar al resto de los propietarios las peticiones de modificaciones que le son solicitadas. Por esta razón, cualquiera de los vecinos puede pedir a la máxima autoridad de la junta de la comunidad que coloque su petición entre la Orden del Día. Esta podrá ser discutida por todos en la próxima junta y decidir si será o no aprobada.

Imagen de una persona haciendo cuentas con una calculadora y papeles

 

¿Quién debe hacer frente a los gastos de modificación de los elementos comunes?

Dado que se trata de un elemento de uso común, todos los vecinos deberán hacer frente al gasto que dicha modificación signifique en función de su cuota de participación, salvo que exista acordado otro sistema de reparto. De esta forma, el aporte económico que deberá hacer cada propietario variará en función de su cuota de participación. Si en las escrituras del propietario aparece que este tiene un 6,50 % de participación en el edificio, este será el porcentaje que se debe tener en cuenta para calcular su contribución a los gastos del edificio. Cuánto más alta sea su cuota de participación, mayor será la cantidad de dinero a pagar por la modificación que se realizará al elemento común.

Nuevo formato de juntas de propietarios tras el Decreto Autonómico 2/2021

El decreto 2/2021 del presidente de la Generalitat, de 24 de enero (DOGV 25), entre otras medidas, modifica el apartado tercero del decreto 19/2020 de 5 de diciembre, con lo que se debe modificar la forma en la que se celebran las juntas de propietarios. Tal decreto deja redactado su número 1 del siguiente modo:

“1-En espacios de uso público, tanto cerrados como el aire libre, la permanencia de grupos de personas queda condicionada al hecho de que no se supere el número máximo de dos personas, salvo que se trate de personas convivientes y sin perjuicio de las excepciones previstas”.

El número 2 se refiere a las restricciones en “domicilios y espacios de uso privado”. En los números 3 y 4 se establecen determinadas excepciones a esas limitaciones entre la que no se encuentran las celebraciones de juntas de propietarios.

Desde el Consejo General entendemos que las zonas comunes de las comunidades de propietarios son, a los efectos de la normativa COVID-19, espacios de uso público o colectivo en la medida en que no son espacios privativos, aunque sí sean propiedades privadas.

Por ello, las reuniones en estos espacios quedan afectadas por la limitación del número 1 y, en consecuencia, no será posible legalmente la celebración en ellos de juntas que superen las dos personas, incluido el administrador. Pero el propio apartado 1, al final, cuando indica “sin perjuicio de las excepciones previstas” parece ratificar las exclusiones que se hubieran establecido con carácter previo en las distintas disposiciones. Y la Resolución de 5 de diciembre de 2020 de la Conselleria de Sanidad (DOGV de 5-12), de nuevas medidas adicionales en la Comunidad Valenciana como consecuencia de la situación de crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19, en su apartado 18 contiene las medidas relativas a “pabellones de congresos, salas de conferencias o multiusos y otros establecimientos similares, incluyendo recintos feriales”.

Y, aunque recomienda la realización telemática de todo tipo de encuentros, reuniones de negocio y conferencias, permite su celebración en estos recintos sin superar en ningún caso el 50 % de aforo. Por ello, estimamos que sí que sería posible la celebración de juntas de propietarios en este tipo de recintos, cumpliendo la limitación de aforo indicada y las restantes medidas sanitarias (mascarillas, distancia social, etc.)

En consecuencia, el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de la Comunitat, presidido por Sebastián Cucala Crespo, tras recabar informe de sus asesores, estima que mientras esté vigente el decreto autonómico 19/2020, en su redacción actual, no es legalmente posible la celebración de juntas en las que participen más de dos persona. Esto, a excepción de que se realicen en los recintos especialmente autorizados para la celebración de congresos, salas de conferencias e instalaciones indicadas en el apartado 18 de la resolución de la Conselleria de Santidad de 5 de diciembre de 2020.

 

Funciones del Administrador de Fincas

Vivir en comunidad no es tan sencillo como aparenta ser. Cada uno de nosotros puede y debe ocuparse de sus asuntos, puertas adentro, absorto en sus pequeñas ocupaciones familiares; sin embargo, existe toda una gigantesca maraña de compromisos y obligaciones comunes con nuestros vecinos y nuestro entorno que obligan a llegar acuerdos y ser puntuales en el cumplimiento de esos compromisos. Es esta la razón por la cual resulta imprescindible la figura del administrador de fincas. Este es el encargado de representar a la comunidad de propietarios en los asuntos administrativos y legales y gestiona los trámites cotidianos del inmueble. Conozcamos aquí con más detalles las funciones que ejerce el administrador de fincas.

parte trasera apartamento

¿Cuáles son las funciones de un administrador de fincas?

A grandes rasgos, el Administrador de la Comunidad de Propietarios vela por la estabilidad financiera y la buena condición estructural de la propiedad. Dicho de otra manera, el administrador se encarga de los temas administrativos, contables y fiscales de una propiedad. Todo esto teniendo siempre como norte la meta de mantener la armonía y el equilibrio de intereses de cada propietario para que así reine siempre un clima de sosiego y paz.

Las Funciones de Administrador de la finca / comunidad están muy claramente señaladas en la Ley de Propiedad horizontal, en su artículo 20, y allí se indica, en seis literales, los ámbitos de su desempeño. Entre esas funciones podemos mencionar algunas que más se destacan. Una de ellas por ejemplo es la de velar por la administración de la propiedad, así como de sus instalaciones y servicios. Debe de igual manera advertir oportunamente a los propietarios de las condiciones y acciones a tomar para realizar la función anterior. Otra función señalada en la ley indica que el administrador debe actuar como secretario de la Junta y siempre seguir las indicaciones que esta le indique.

 

foto hombre calculando beneficios

 

Un administrador de finca debe además preparar con antelación el plan de gastos y someterlo a la Junta para su aprobación. Luego de aprobado, el administrador se encarga de atender las labores de conservación y mantenimiento, efectuando pagos y cobros relacionados con estos. En resumen, la ley de propiedad es muy clara y señala todas las funciones que tienen que ver con un administrador de fincas. Todo aquello que no esté contemplado en la ley siempre podrá ser discutido y aprobado por la junta de propietarios.

Cualidades de un Administrador de fincas

Tal cantidad de Funciones de un Administrador de la finca / comunidad hace que este requiera de diversas cualidades muy bien cimentadas y desarrolladas para que pueda cumplir a cabalidad su trabajo. Una de ellas es el dominio y conocimiento de todos los aspectos legales referidos al ámbito de las propiedades. Otra cualidad fundamental para que el administrador de fincas haga bien su trabajo consiste en que este debe demostrar un manejo pulcro y sin fallas de contabilidad. Es esencial que las cuentas estén muy claras.

 

exposición de un hombre en comité de empresa

 

Como un Administrador de la Comunidad de Propietarios debe trabajar con muchas personas, sobre todo con los propietarios, es una cualidad importante el que tenga el don de la comunicación y el trato amable y justo. Así, es mayor la posibilidad de que se resuelvan algunos conflictos que surjan. No solo es el trabajo administrativo, contable y legal, también es un trabajo que consiste en sumar voluntades de las personas y ponerse de acuerdo en un fin común. Por ello esta cualidad de trato y comunicación se requiere en un buen administrador de fincas.

Experiencia y dedicación

La administración de fincas puede verse como un sinfín de pequeñas labores que se acumulan y pueden llegar a convertirse en una fatigosa faena. Por ello, es imperativo que otra de las cualidades consista en tener mucha dedicación a este tipo de trabajo. Un administrador no debe faltar a ninguna reunión ordinaria o extraordinaria de junta y debe estar al día con las actas y cumplir con todas sus obligaciones. No hay excusa posible. Otra cualidad que puede ayudar a reforzar la dedicación y la responsabilidad es la experiencia. Es fundamental que un administrador tenga experiencia en el sector y que domine a la perfección todo trámite burocrático, administrativo y legal, que sepa tratar adecuadamente a los propietarios, que esté colegiado y que sepa llevar un libro de cuentas. Y encontrar este tipo de Administradores de Fincas en Valencia no es algo imposible.

 

mujer escribiendo en cuaderno

Administradores de Fincas en Valencia

Un buen administrador de fincas, que posea todas las cualidades que hemos descrito, es muy fácil de encontrar si estás en Valencia. Solo debes buscar la ayuda y asesoría de Pérez Administradores y allí dispondrás de un equipo de administradores con mucha experiencia en el sector, con conocimiento del área y con el mejor trato humano. Con Pérez Administradores una comunidad que esté ubicada en Valencia puede asegurar la administración de su finca y saber con ello que estará en unas muy buenas y expertas manos. Con Pérez Administradores la comunidad puede vivir con mayor tranquilidad.

¿Es Obligatorio ser Presidente de tu Comunidad de Propietarios?

Si te has preguntado alguna vez si es obligatorio ser presidente de la comunidad de propietarios este artículo será de gran importancia para ti. Podrás conocer de forma detallada por qué es importante la elección del presidente en tu comunidad propietarios, cuáles son sus funciones o qué pasa si no quieres ser presidente.

Ley de propiedad horizontal ¿de qué trata?

La LPH Ley de Propiedad Horizontal es una legislación de España donde se establecen cada uno de los derechos y deberes de cada comunidad de propietarios y zonas residenciales privadas. Se considera propiedad horizontal los locales o pisos de un edificio utilizados de forma independiente, pero poseen elementos comunes entre sí. Un edificio de varios pisos, cuenta con viviendas individuales y privadas, sin embargo, todos sus habitantes utilizan el mismo ascensor, escaleras, entre otros.

Funciones del Presidente de la comunidad de vecinos

Esta ley establece en su artículo 13 que “el presidente será nombrado, entre los propietarios, mediante elección o, subsidiariamente, mediante turno rotatorio o sorteo”. Es decir, todo propietario de pisos perteneciente a una comunidad es un posible candidato a la presidencia de la misma.

Es frecuente que en los estatutos se establezcan algunos eximentes para ser presidente, como no residir en la finca o haber superado una determinada edad. El cargo de presidente de la comunidad es personal y no se puede delegar en otra persona, salvo en un copropietario del inmueble.

La Ley de Propiedad Horizontal contempla un procedimiento judicial al que se puede recurrir para que se produzca una nueva designación. Lo habitual es no llegar a esta vía y en el momento, la persona designada ejerza el derecho de exponer las dificultades que le impidan desempeñar el cargo. 

¿Cuáles son las funciones del Presidente de la comunidad de propietarios?

-Ejercer la labor del Presidente de Fincas y Secretario

El artículo 13 de la LPH establece lo siguiente: «Las funciones del secretario y del Administrador serán ejercidas por el Presidente de la comunidad, salvo que los Estatutos o la Junta de propietarios por acuerdo mayoritario, dispongan la provisión de dichos cargos separadamente de la presidencia».

-Organizar Juntas de Propietarios

Otra de las funciones del presidente de la comunidad de propietarios es indicar el día, fecha y hora en que se celebrarán las juntas de vecinos. En estas reuniones se podrán acordar proyectos anuales, peticiones de los vecinos, sugerencias e incluso dirigir la reunión y asegurarse de la productividad de la misma. Asimismo, el presidente de la comunidad se encargará de redactar y finiquitar las actas de juntas de propietarios, en conjunto con el secretario dentro de los primeros diez días siguientes al finalizar la reunión.

-Solicitar la suspensión de cualquier actividad incómoda

Además, el presidente de la comunidad de propietarios podrá suspender o prohibir cualquier actividad molesta, ruidosa o que incomode a los vecinos. Por ejemplo, dejar la basura fuera de los lugares destinados para ello, fumar o beber en espacios comunes, entre otros. Es responsabilidad única y exclusiva del presidente velar por el cumplimiento del orden y las normativas, ya sea por solicitud de los vecinos o voluntad propia.

-Ser figura legal en la contratación de obras o servicios

El presidente de la comunidad de vecinos se responsabiliza, en conformidad con la asociación de propietarios, velar por el cumplimiento de los contratos elaborados para diversos servicios como: limpieza, ascensor, jardinería, vigilancia, seguridad, entre otros. Además, deberá realizar contrataciones adicionales por eventualidades como: tuberías rotas, servicios de cerrajería, fallos en servicios de Internet, telefonía, entre otros.

-Solicitar el pago obligatorio de deudas

El presidente debe verificar de forma recurrente el estado de las deudas. De esta manera, podrá determinar con exactitud el monto de las deudas y solicitar a aquellos propietarios morosos los pagos pendientes. Incluso, el presidente podrá solicitar de forma judicial el pago de estas deudas. Deberá aprobar y revisar cada una de las comunicaciones dirigidas a los propietarios deudores.

-Representar de forma legal a la comunidad de propietarios

La comunidad de propietarios no puede figurar como persona jurídica ni ser representada por un administrador de fincas. Es necesario que el presidente sea quién represente ante cualquier acción judicial.

Comunidad de propietarios reunidos

Pérez Administradores: la mejor alternativa para gestionar tu comunidad de propietarios

Si te encuentras en la búsqueda de uno de los mejores despachos de administración de fincas en Valencia, resulta oportuno contemplar a Pérez Administradores, como tu mejor alternativa para tener la seguridad de llevar la correcta administración de tu comunidad, gestionar los proveedores de obras y servicios, óptima resolución de conflictos, protección de la finca, entre otras actividades.

Como administradores de fincas colegiados en Valencia somos tu recurso ideal para asumir con responsabilidad y confianza la presidencia de tu comunidad de propietarios, además, la contratación de esta figura trae consigo las siguientes ventajas:

  • Nuestros profesionales se mantienen actualizados en materia de legislación o técnica para la correcta ejecución de sus funciones.
  • Tu edificio mejorará de forma continua.
  • Administraremos todas las subvenciones en busca del beneficio de la comunidad de propietarios.
  • Aseguraremos tu comunidad, en caso de que se ocasione algún daño, el seguro de responsabilidad civil compensará a la comunidad de propietarios.
  • Tendrás la garantía de que contarás con una persona capacitada en el ámbito financiero, legal, contable, entre otros.
Administradora de Comunidades de Propietarios